viernes, 2 de abril de 2010

LAS ROCAS SONORAS (Pennsylvania)

Ringing Rocks (Pennsylvania) 2/04/2010

En una montaña al Este de Estados unidos hay un campo de piedras, cerca de 7-8 acres en tamaño, que tienen una propiedad inusual: Cuando las rocas son golpeados con un martillo o una roca contra otra, suenan como si fuesen huecas con un sonido similar a un tubo de metal al ser golpeado. Además de las extrañas propiedades de las piedras, hay otros misterios que rodean este parque. Una cosa extraña es que la mayoría de los campos de piedras son el resultado de una avalancha o derrumbe de una montaña. Este campo de bloques, sin embargo, está hacia la parte superior de la colina, no por debajo. Eso significa que no es resultado de un derrumbamiento de rocas. Las piedras tienen un alto contenido de hierro y aluminio y se cree que debieron haberse roto durante la época del Pleistoceno, probablemente hace unos 12.000 años. Los cantos rodados fueron creados a través de muchos años de los ciclos hielo-deshielo en el que se rompió la diabasa en piezas individuales, un proceso conocido como "cuña heladas".

Es curioso que esta zona parece un ser tan carente de vida, tanto Flaura y fauna. Mientras que el área circundante está densamente arbolada uno tiene que buscar mucho para ver incluso una mala hierba que crece en las grietas.

En junio de 1890 el Dr. JJ Ott recogió suficientes rocas con diferentes acordes para tocar algunas canciones acompañado por la Banda de Pleasent Valley.

Estas piedras sonoras las utilicé para hacer una escena poética en la que el protagonista juega a componer música golpeando piedras. Cada vez creo con más firmeza que esta historia me hubiera gustado poderla contar en cine, sobre todo porque en el cómic no existe el sonido. Kiko da Silva.

3 comentarios:

Marta dijo...

Con eso que has dicho de que en el comic no existe el sonido me has hecho recordar un libro de Laura Esquivel, "La ley del amor". No se si lo conoces, pero fué una colaboración que hizo Esquivel con Miguelanxo Prado.
El libro traía unas cuantas páginas de comic (ilustrando los recuerdos de vidas pasadas de los protagonistas) y también un CD con música variada del que (se suponía) tenías que ir poniendo los cortes cuando lo indicaba el texto.
No es uno de sus mejores libros, pero como curiosidad, está bien.

KIKO DA SILVA dijo...

Hola Marta, si claro que lo tengo. Tiene ya unos cuantos años, que recuerdo leerlo estando en el istituto. Y si es ciero, es lo más cercano a un cómic con sonido, pero a diferencia del cine, la banda sonora de este tipo de libros nunca está sincronizada con la lectura de las viñetas al 100%.
Un saludo y gracias por refrescarme la memoria.

Marta dijo...

Eso es cierto, pero seguro que en unos años, el e-book permite todas esas cosas... aunque yo sigo prefiriendo el papel!

Un saludo!